Make your own free website on Tripod.com

NO TODA LA CULPA ES DEL PRI

Dr. Alejandro Vázquez C. ®

 

Una costumbre  muy  humana  es no aceptar nuestra culpa,  nunca o casi nunca;   tratamos siempre de buscar  a otra persona que resulte responsable de lo que nos ha salido mal. Nosotros nunca somos culpables de nada, siempre es por que algo o alguien que nos falló, y si no es por culpa de otros pues entonces es culpa de la suerte, del destino, de los gringos, de la virgen que no nos hizo el milagro o no faltará  a quien encontremos responsable.  Si lo meditamos desapasionadamente nos daremos cuenta de esa pésima costumbre. Lo anterior tiene una razón poderosa de existir,  nos sirve para negar y ocultar nuestra ineficiencia, incapacidad, incompetencia, flojera o simplemente para evadir nuestra responsabilidad. Es muy cómodo tener a quien hecharle la culpa pues  eso nos libera de todo sentimiento negativo y doloroso y podemos seguir viviendo sin remordimientos, total, si estamos "jodidos" no es por culpa de nosotros, sino de otros. Si el lector tiene alguna duda por favor pregunte a una pequeña muestra de conocidos y comprobará que prácticamente  nunca tenemos nosotros la culpa de nada.  Esto en Psicología  se llama "negación" y es un mecanismo de defensa muy primitivo, pero muy usado. 

  Lo anterior  tiene un "pequeño" problema; a mediano y largo plazo es inútil ,  y  viene  resultando  sumamente nocivo para el  desarrollo de la persona, y en el caso de un pueblo que tenga por hábito esta manera de pensar podemos dar por hecho que será una comunidad estancada o de escaso desarrollo, siempre atrás de pueblos donde no predomine la cultura del "yo no tuve la culpa".  

  Desde hace años es costumbre cargarle la culpa de toda la corrupción, el atraso, subdesarrollo,  malos resultados en la educación, pésima aplicación de la justicia y una largo etcétera al PRI, o al PRI-Gobierno como era costumbre llamarlo. No intentaré defenderlo, pues pocas cosas tiene para elogiarlo, ya que los escasos avances del país en los 70 años que duró su predominio fuero logro de la sociedad  y en muchos casos a pesar o en contra del PRI.   Indudablemente nos heredaron muchas instituciones importantes, algunas de ellas verdaderos pilares de nuestra nación, pero a un costo altísimo y lo mas grave, contaminadas con  una estructura profundamente corrupta que les inhabilita para lograr la eficiencia debida. (no pongo ejemplos por que se acaba el espacio). 

 Pero, convenientemente se nos olvida que el PRI no fue ni es un partido de marcianos, o de rusos o de  chinos,  es un partido integrado por mexicanos, sus miembros  salieron de nuestro pueblo,  trabajaron y se apoyaron con nosotros, recibieron nuestro voto (mal que bien), se educaron en nuestras escuelas, con  nuestros maestros, vivieron y se desarrollaron con nuestras leyes, se desempeñaron en nuestra sociedad, los toleramos y los solapamos, no son ni mejores ni peores que nosotros, son iguales, son tan mexicanos como cualquier otro, con sus vicios y virtudes, solo que colocados en posición de poder. No olvidemos que nuestro país ocupa una de los últimos lugares en lectura, en comprensión de la misma, en niveles educativos tenemos una cantidad enorme de analfabetas funcionales, un lugar alto en corrupción, comparable con algunos países africanos, diputados y senadores que no rebuznan por miedo al aparejo, una televisión que da lástima, un magisterio indefendible, "comentaristas" y "analistas" de discutible preparación y desbordada imaginación  cuya principal  fuente informativa se limita a los "moneros" Rius y el Fisgón  y  algunas publicaciones totalmente alineadas a determinados partidos, (no saben o no se preocupan por "cruzar" la información). No nos hagamos víctimas inocentes de la fatalidad cuando mucha de la culpa es nuestra, por comisión o por omisión. 

Ahora que por fin un político, Vicente Fox, apoyado por una mayoría de ciudadanos pudo sacar al PRI de la presidencia muchos pensaron que ya la hicimos, que ya resolvimos todo, que la corrupción, el burocratismo ineficiente,  la pobreza extrema y la veintemil tragedias heredadas del pasado sistema se corregirán solas.  ¡Ingenuidad y candor!, por no usar otro calificativo mas contundente,  ningún gobernante, ni del PAN ni PRD ni de ningún partido que se nos ocurra puede el solo y su partido modificar radicalmente las malas condiciones sociales, económicas y educativas  en que se encuentra México con sus 100 millones de habitantes y un país vecino que nada mas esta esperando que tontería hacemos para sacar ellos provecho.  

 ¿Que hacer? , la verdad es que mucho haríamos si simplemente trabajamos bien y cumplimos con nuestras obligaciones, siendo además ciudadanos responsables y  de paso poner mas atención a la hora de seleccionar a nuestros representantes.  Con eso cumplimos nuestra parte.

No es mucho pedir.

drvazquez4810@yahoo.com


volver_md_wht.gif (5904 bytes) Volver a la página principal | Volver a la sección de política